Archivos para abril, 2009

Como podeos observar el avance de la web es tal que no podemos ‘disecarlo’ y analizarlo, pues cuando creamos una clasificación quizas aya se ha producido una aparición que los invalida.
del articulo propuesto me ha sorprendido los criterios que propone Figalli, pues nos sirven para concetualizar la idea de todo tipo de comunidades.
Así podríamos hacer la siguiente tabla que encuadra los tres elementos que se pretende diferenciar:

Interactividad Focalización Cohesión

Portal Baja – Media – Baja

Plataforma Alta – Media – Media

Comunidad Alta – Alta – Alta

Me gustaría poner de relieve la importancia que se debe otorgar a la formación de profesorado.

La formación del personal docente hasta ahora está mal diseñada. Los profesores son titulados superiores de la materia que o bien acceden vocacionalmente o en otros casos por cuestiones de oportunidad. La capacitación docente y pedagógica no está suficientemente dimensionada en su formación. Con los nuevos planes de estudios del EEES, se diseñarán itinerarios especializados de cada titulación que forman al futuro docente en su materia, mediante formación de postgrado. Es evidente que incluso recién titulados de estudios superiores desconocen y son reticentes a innovaciones pedagógicas de tipo constructivistas centradas en el alumno. Normalmente desconocen nuevas formas de enseñar, pues solo conocen las que han vivido, que han sido presenciales, de transmisión de conocimientos y basadas en clases magistrales, donde el profesor imparte docencia y da indicaciones y/o ‘pistas’ precisas de lo que importa en los apuntes que se proveen al estudiante.

Fuera de si el Plan Bolonia es bueno o malo, creo que es indiscutible que la formación superior (también la secundaria y la formación profesional) necesitan de una puesta a punto en cuanto a la orientación pedagógica de sus enseñanzas. La universidad española, por norma general, adolece de un sistema arcaico de enseñanza, centrada en la presencia ‘pasiva’ del estudiante y la docencia directa del profesor. Enseñanzas basadas en estudio de apuntes y bibliografía que posteriormente es evaluada mediante exámenes puntuales.

No es que haya que pasar todo a e-learning pero si que hay que cambiar la mentalidad docente, que debe pasar de un sistema de clases magistrales a un sistema de aprendizaje de tipo constructitvista donde el estudiante ‘aprende a aprender’.

Impulsar el uso en Universidades y organismos públicos de enseñanaza, teniendo en cuenta:

Es un hecho que para implementar el e-learning se debe contar con el personal capacitado y con disposición de tiempo. El aprendizaje virtual requiere de unos tiempos de diseño instruccional adicionales, que normalmente se tiende a minusvalorar. No es necesario que todo el profesorado que imparte e-learning diseñe sus propios cursos y materiales. Podemos diferenciar claramente algunos perfiles: por un lado el profesor que diseña cursos, aquellos que diseñan y crean contenidos y por otro el profesor que lleva la docencia.

Es un error común pensar que implantar e-learning consiste en que todo profesor virtualice sus clases. Este es un grave error de base pues conlleva un trabajo adicional que normalmente requiere de conocimientos especializados y de gran cantidad de tiempo. Así, el primer paso a dar por una institución es hacer un plan de virtualización y no hacer el planteamiento fácil, de que cada profesor haga una versión online de los que imparte en presencial, pensando que virtualizar, fundamentalmente consiste en una mera transposición de los clases presenciales a un campus virtual.

En un principio se es reticente a dar este paso pues conlleva una importante inversión. Si el planteamiento es mas certero, se debe plantear la implementación de e-learning con un estudio previo de costes/beneficios frente a la formación presencial.

A modo de colofón, podemos decir de modo general con Bates “…el énfasis estará en transformar la cultura de las instituciones postsecundarias para hacerlas más centradas en el alumno…”, aún estamos en esta primera fase.

Y por otro lado sabemos, con bates que “El desarrollo de materiales de aprendizaje multimediales requiere una mano de obra altamente calificada y una sustancial inversión financiera.”

Iniciaciativas gubernamentales que se podrían implementar:

En cuanto a las infraestructuras:

  • Legislar para promover la competencia entre operadoras de telefonía, de forma que se agilicen los cambios de operador y se clarifiquen las tarifas.
  • Promover la ampliación de redes tanto en su ancho de banda como en sus medios de difusión ( vía cable o telefonía móvil)
  • Potenciar la compra de ordenadores portátiles en detrimento de parque informático propio en Universidades.
  • Promoción del uso de redes inalámbricas y tecnología móvil, no solo en Campus, si no en Ayuntamientos, empresas y lugares públicos y privados.

En cuanto a las instituciones:

  • En primer lugar debe hacer que la Universidad Nacional a Distancia (UNED) sea la universidad pública y de nivel nacional de referencia que implemente todo un sistema de titulaciones virtuales lo más completo posible.
  • Promover un plataforma o red centralizada que aglutine la oferta existente, de forma que el usuario pueda diseñar su currículo como suma de los diferentes recursos oficialmente validados por la Administración central, independientemente de adscribirse a una sola Universidad u organismo.
  • En el caso concreto de los países hispanoparlantes, no debemos perder de vista el amplio mercado potencial, del cual se debe intentar liderar y ser referente en el e-learnig.

Por último, me gustaría comentar al respecto que en el momento actual, de crisis económica, se esta realizando un esfuerzo inversor por parte de la mayoría de los gobiernos destinado a infraestructuras, sobre todo centrado en los sectores ‘tradicionales’ como la construcción. Sería un buen momento para dar un impulso a las infraestructuras tecnológicas.

En esta misma linea se debería potenciar la formación continua y ocupacional online para los trabajadores que obligadamente se han visto relegados a engrosar las listas del paro.